Voz sensual, primer reclamo de una escort

Puede pasar inadvertida la voz de una escort de lujo siempre y cuando esta no sea demasiado aguda ni muy grave. Les ocurre a muchas chicas independientes que como se suele decir su voz es poco libidinosa.

En cualquier caso las fotos, las poses, las características en general de una escort pueden no ser el reclamo idóneo si la acompañante posee un tono de voz que no es sensual ni cálido.

De la misma manera, las encargadas de las agencias de escorts de Madrid, también deben tener dotes sensuales, empezando por la voz y terminando por la simpatía.

Puede parecer una tontería, pero está más que comprobado que todo debe ser un conjunto, fotos y voz deben formar un todo armónico.

De nada servirán unas fotos de colegiala, de escort picarona y juguetona si por el contrario la acompañante tiene un tono grave y carece de encanto a la hora de hablar con su posible cliente. O por el contrario si una chica va de devoradora de hombres y al otro lado del teléfono escuchamos una voz débil o infantil.

 

Voces que excitan

 

A las mujeres les encanta las voces graves, eso para ellas es un indicativo de virilidad, mientras que aquellas que son demasiado aflautadas les provocan un rechazo importante. Sin embargo, y como hemos comentado, a los hombres les provocan una enorme excitación aquellas que son medias, insinuantes, nada vulgares y por supuesto que saben hablares de manera sugerente.

También es importante lo que se dice, claro está. Por ejemplo a la hora de explicar los servicios muchas los enumeran como si fueran el menú del día de una casa de comidas, mientras que otras tienen la delicadeza de insinuar, estimular, hacer ver pero nunca de manera descriptiva denotando que lo han hecho mil y una vez.

La exclusividad se aprecia no sólo el tono, sino también en como atender un teléfono. Con calma, sin prisa, dedicando al hombre el tiempo necesario para que con su aterciopelada voz provoquen un estado de deseo irrefrenable.

 

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *