Temores de escorts de lujo

Temores de escorts de lujo

Las chicas que ejercen como escorts de lujo en Madrid, tienen sólo un temor, ser descubiertas por alguien muy cercano a su círculo de familiares o amistades.

No es ni siquiera una mala experiencia con un cliente, ni que por algún motivo les dejen sin cobrar, sino que de alguna u otra manera se haga pública esa doble vida que todas llevan. Más si son españolas.

Podemos imaginarnos cuales serían las consecuencias, pero ahí está el riesgo. El exponerse a que por una simple tontería alguien cercano sepa realmente a lo que se dedica a pesar de que lo realicen servicios como escorts de lujo de manera esporádica.

Escorts de lujo, una doble vida

No nos engañemos, excepto algunos casos muy concretos, la inmensa mayoría de las escort de lujo de Madrid no comentan a nadie, o a casi nadie que se dedican al sexo de pago. Algunas conocen a alguna compañera que es quien en ocasiones las cubren para poder justificar ausencias, como viajes de fines de semana, o noches enteras con un cliente. Pero ellas se cuidan muy mucho de que nadie de su entorno más próximo sepan de su vida como acompañante de lujo.

A ellas se les pide por lo general discreción, muchas veces sin saber que son las escorts de lujo las que predican con el ejemplo y jamás quieren ser identificadas en una cita.

Evidentemente saben que corren un riesgo, y es que cualquier día puede reclamar sus servicios algún hombre conocido por ellos, pero las posibilidades son remotas.

Discretas y sensuales

Quizá sea el obligatorio paso de ser anunciadas en webs de agencias de escorts de lujo, o anuncios de pago lo que si supone para muchas un riesgo que desde luego puede ser incontrolable.

Las fotos son su verdadero enganche, su tarjeta de presentación, pero a la vez pueden ser una verdadera trampa.

Tapar las facciones de la cara a base de difuminados es un hábito que a muchos hombres molesta, y que no acaban de entender.

Es lógico que deseen saber como es la cara de las escorts de lujo
, pero desde luego sería un suicidio social mostrar sus bellos rostros. Por ello se impone el Photoshop, aliado perfecto para intentar pasar desapercibidas, y que sea su cuerpo el que claramente se exponga en las fotografías.

Lo cierto, y aunque muchas lo lleven con cierta ligereza, todos los días las escorts de lujo temen ser identificadas por alguien, incluso en una ciudad tan grande y caótica como es Madrid.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *