Tacones, elegancia y glamour

Ninguna de las putas de lujo de Madrid puede prescindir de un complemento tan sexy como son los tacones. Desde luego que no es un calzado cómodo pero lo cierto es que sí aportan una serie de connotaciones sensuales que les encantan tanto a ellas como a aquellos que reclaman sus servicios.

Si hay algo que realmente llega a ser enfermizo para una escort de Madrid es comprar zapatos de tacón. Ninguna de ellas puede no caer en la tentación de adquirirlos de manera casi convulsiva; y es que es más que una manera de calzar, es todo un arma erótica.

A ellas, independientemente de su altura, les ofrece seguridad en sí mismas. Por ello saben combinar perfectamente el calzado con la ropa, utilizando par cada ocasión unos distintos.

Hay que tener en cuenta que muchas veces se las solicita como verdaderas acompañantes de lujo, y cualquier zapato de tacón, no sirve. Es fundamental saber llevarlos con cierto gusto al caminar, conjuntando a la perfección con el vestido, y no caer nunca en la tentación de elevar el tacón a dimensiones muy elevadas.

Si ellas ya conocen a la persona que requiere de sus servicios, se cuidarán mucho de elegir los más altos, ya que a ningún hombre le gusta ir en compañía de una mujer que le sobrepase en altura. ¿Machismo? Puede ser, pero lo cierto es que a las escorts tampoco se sienten cómodas con un hombre al que le sacan una cabeza. Simplemente vamos a dejarlo en algo cultural.

 

Presumir sin exagerar

 

Aquellas escorts que acostumbran a llevar tacones a diario si llegan a tener un movimiento reamente seductor. Un caminar suave, como el de una gacela, y eso es algo que casi de manera inconsciente atrae a los hombres.

Por el contrario, si son en ocasiones muy contadas cuando los calzan, podremos ver como su manera de pisar es algo insegura e incluso poco elegante.

Y es que no nos engañemos, el tacón no es cómodo, pero sí atractivo. Lo que conlleva a que muchas acompañantes no sepan caminar sin él, ya que la fuerza de la costumbre y el sentirse mejor con ellos, crea una cierta adicción.

Y no sólo para grandes ocasiones, no, también para vestir de manera casual, para acudir a una cita simplemente sexual. Incluso para pasear viendo escaparates, ya que si les gusta algo, no se lo probarían si no llevaran tacones, a pesar de que fueran unos simples vaqueros.

 

Estiliza el cuerpo femenino

 

Simplemente tendríamos que hacer la prueba. A un hotel se presenta una escort totalmente preparada para la ocasión. Viste con tacones, vestido, sexy pero ante todo elegante. De repente imaginemos que se descalza. ¿Podríamos imaginar donde queda su glamour?. Evidentemente por los suelos.

Con ello comprobamos que su uso es ante todo elegante, sexy, provocador, pero sobre todo, ofrece personalidad.

Sus piernas son aún más bonitas, su figura entera se realza, y los tobillos, cobran otra dimensión. Ellas sin duda son conscientes de ello, ya que además, lo contrario sería raro.

Por este motivo hemos dedicado este artículo a los tacones, ya que se da por hecho que son el símbolo de la sensualidad y lo que contribuye a que una escort se presente siempre mostrando ante todo, elegancia.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *