Sueños eróticos femeninos. Ensoñaciones placenteras

Sueños eróticos femeninos. Ensoñaciones placenteras

Siempre que en algún artículo, encuesta o estudio, sobre los sueños eróticos femeninos al final parece que es algo exclusivo del género masculino. Esto puede ser debido a que ya desde muy jovencitos ellos lo manifiestan en manifestaciones nocturnas, pero no por eso hay que olvidar que la mujer también tiene sueños eróticos. Veamos cuales son los más comunes y el por qué.

En primer lugar comentar que la intensidad, el realismo y hasta poder tener un orgasmo durante los sueños eróticos femeninos es exactamente igual que en el caso de los hombres. Quizá el pudor, la falta de control, las inseguridades y el no tener a quien contarlo por una temida mala interpretación hacen que queden en el baúl de las ensoñaciones y deseos. Por ello muchas de ellas consideran que tener sueños eróticos es algo que tan sólo les ocurre a ellas.

La gran diferencia que existe entre sueños eróticos masculinos y femeninos, radica en con quien se sueña.
Mientras en el caso del hombre la pareja protagonista de sus ensoñaciones suele ser una mujer a la que desea o es fruto de su imaginación, en los sueños eróticos femeninos normalmente es la propia pareja la que aparece para hacer que sus ensoñaciones eróticas sean más placenteras.

Las diferencias en caso de que uno de los miembros despierte y sea consciente de su grado de excitación es algo muy diferente. Mientras que un hombre puede meter la pata nombrando a otra mujer, ellas por el contrario suelen tener a su lado al protagonista de sus fantasías.

Las causas las podemos resumir en dos. En primer lugar la falta de relaciones durante un tiempo considerable y por otro lado el extremo opuesto; tenerlas con cierta frecuencia.

Pocos son los estudios realizados y además de dudosa calidad. Pero si todos coinciden que aquellas mujeres consideradas ninfómanas, no paran en sus deseos sexuales ni en sueños, pero tampoco las putas de lujo pueden evitar tener a menudo ensoñaciones eróticas.

Por otra parte aquellas que durante meses sufren de una abstinencia sexual y no se masturban si pueden lograr llegar al orgasmo con movimientos pélvicos, sudores, caricias, tocamientos, disfrutando de un sueño erótico que puede acabar en un orgasmo. Es raro, pero posible.

Se calcula que tan sólo un 5% de ellas pueden obtener el clímax sexual durante sueños eróticos.

Las putas de lujo, mujeres con una alta actividad sexual, no suelen tener pareja, pero si son un caso claro que la alta actividad sexual van acompañadas de sueños eróticos. Ellas confiesan que los protagonistas suelen ser hombres que han disfrutado de su compañía y les ha dejado huella.

Pero como mujeres normales que son, y a pesar de separar claramente en la vida real lo emocional de lo meramente laboral, no hay putas de lujo que no tengan un amor secreto y clandestino, tanto como su propia vida de discreción y hermetismo.

Carla Mila
http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *