Soy escort y me gusta

Al final, esta frase es la que contestan muchas chicas escorts de Madrid cuando su entorno, sus clientes, y sus supuestas amistades, les intentan convencer que deje de ofrecer servicios sexuales a cambio de una prestación económica.

Y es que ser escort, se elige. Las web que podemos ver en la red están llenas de chicas que han decidido ejercer como acompañantes de lujo antes que optar por otras salidas, o quizá porque es la única que les puede permitir cierta independencia mientras cursan sus estudios universitarios. En realidad es un trabajo en el que el horario lo pone cada una, siendo perfectamente compatible con otras actividades u otras ocupaciones.

Decir que la mayoría no son profesionales. Son chicas normales a las que les encanta el sexo y más si es con desconocidos. Suelen tener una mentalidad abierta, son abiertas, simpáticas y con un alto grado de sociabilidad. Pero ninguna ve en ser escort nada malo, para ellas el satisfacer a un hombre es todo un privilegio, ya que previamente ha sido ella la elegida; por lo que su ego como mujer se ve reforzado.

Quiero ser escort de Madrid

Verlo desde fuera, es a veces pensar en un mundo oscuro y lleno de historias que no son realidad. La transparencia es total.

Son ellas las que se ofrecen a las agencias con las que desean trabajar, nadie les empuja a ello, y son muy pocas las que viven única y exclusivamente de este trabajo.

Las llamadas independientes por el contrario, si disponen de sus 24 horas diarias al pié del teléfono no importado el número de relaciones que puedan tener en un solo día. A diferencia de las escorts de lujo, que uno o dos servicios se conforman ya que el tiempo que les lleva no altera su vida.

En términos generales, se confunde la prostitución con el mundo escort. Es decir, nada más lejos de las mafias de países del este que se aprovechan de chicas mediante coacciones y amenazas. También todo distinto a pisos y locales donde las chicas están horas y horas persiguiendo a los clientes para que consuman y acaben en una habitación con ellos.

En el mundo de las agencias de escorts de Madrid sólo se podrá encontrar a chicas normales, pero educadas, sociables, bellas, pasionales, y por supuesto muy entregadas. Chicas como las que se pueden encontrar en una discoteca, que han decidido ser escorts, ¿por dinero? si, no se oculta, pero también porque en su mundo de fantasías eróticas es desde donde se cumplen las más deseadas.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *