Sexo oral, también para ellas

En la mayoría de los servicios que ofrecen las putas de lujo de Madrid encontramos la famosa postura del 69, y en webs internacionales se ha puesto de moda, señalar si realizan o no, la de la mariposa. Y es que a las escorts también les encantan el sexo oral, como a la mayoría de mujeres, pero a aquellos y aquellas que solicitan sus servicios, también.

En muchos casos, los juegos preliminares son necesarios para elevar el grado de excitación tanto en ellos, como en las propias escorts, es decir lo que comprende el llamado GFE, las caricias, los tocamientos, un sensual striptease o una ducha erótica. Pero en ocasiones y debido a la cierta ansiedad de muchos hombres por ir directamente a la penetración con un poco de francés y poco más, hacen que las acompañantes de lujo no lleguen a sentir ningún placer.

Pero la inmensa mayoría si desean tener un sexo más completo, disfrutar en todos los sentidos de la belleza y las armas amatorias de una escort. Por ello si aprovechan todos y cada uno de los servicios que ella propone, para así tener una relación del todo placentera; en la que se incluye mantener sexo oral tanto ofreciéndoselos a ellas, como lógicamente recibiéndolo.

 

69 con escorts

 

Quizá , si existe una manera de provocar un placer simultáneo en una relación, es sin duda la postura del 69. Ambos miembros de la pareja disfrutarán de poder sentir los lamidos, besos, y caricias en sus partes más íntimas.

Para las escorts suponen siempre una acertada decisión, si es que la idea nace por parte de su amante ocasional, ya que no siempre tienen la oportunidad de obtener la excitación antes de continuar con la relación ocasional. Y esta es sin duda una de las más tradicional pero desde luego no por ello unas de las más placenteras.

Los dos consiguen sincronizar de manera sexual, y sentir tanto el placer que se recibe como el que se ofrece.

Quizá ellas deben tomarlo como parte de los preliminares, ya que si no tienen cuidado, el hombre se excitará demasiado pronto y querer pasar directamente a la penetración.

Por este motivo es el glande la zona a besar, lamer o acariciar, que para algo es zona más sensible de los hombres. Ellas saben como tratarlo, con suaves besos, lamiéndolo con cariño y acercando siempre sus labios con fuerza a la zona.

Esto hará que él también aumente la intensidad de sus movimientos en la vagina y clítoris de la escort, ya que los hombres corresponden de esta manera a los estímulos en sus genitales. Buscando siempre más rapidez e intensidad en todo.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *