Sexo con límites, demanda por clientes de escorts

No todas las escorts de Madrid tienen relaciones sexuales plenas con aquellos que demandan sus servicios. Algunas, que cumplen más la función de acompañantes de lujo muchas veces son demandas por su grata compañía, para salir al cine, al teatro, a un concierto, o disfrutar de una cena romántica o incluso un viaje de placer, que por sus servicios sexuales.

Para muchos hombres la penetración es aquello que separa la infidelidad de la fidelidad a sus parejas, pero no resisten la tentación de estar con una escort de lujo que además de brindarle su compañía, disfrutar de sus encantos, de su belleza y de su amena conversación, también podrán tener ciertos juegos eróticos.

 

Juegos sexuales con escorts

 

Si, así es. Una manera muy extendida de pensar es que si no hay penetración, no hay infidelidad, mientras que otros todavía van más allá; mantener relaciones sexuales con una escort tampoco se considera infidelidad ya que no existe un deseo emocional y tampoco hay sentimientos de por medio.

Pero para los primeros y como decíamos, existen toda una variedad de maneras sexuales de la que podrán disfrutar sin necesidad de llegar al coito.

Veamos para ellos lo que sí esta permitido, disfrutarán y su conciencia quedará tranquila. Es decir aquello que más placer les produce en compañía de una escort.

La inmensa mayoría buscan chicas con pechos prominentes, ya que les apasiona acariciarlos, besarlos y masajearlos sin parar. Lo recomendable es que esta excitación sea de panera suave y progresiva, sin embargo su idea es no perder ni un segundo de placer y prefieren rápidamente colocar su pene entre ellos, agarrándolos o pretendiendo que la escort le realice lo que normalmente conocemos como cubana.

En realidad todos los juegos se basan en una estimulación mutua, y con ello nos referimos incluso a acariciar el clítoris de la chica tanto con dedos, como con el mismo miembro, pero sin pretender nunca la penetración.

Muchos otros son amantes de los fetiches, de los disfraces, de los juguetes eróticos en general, otros de los masajes más sensuales, pero lo que si es cierto es que normalmente se establece una cercana relación entre escort y cliente, ya que ellas siempre conocen sus gustos y preferencias.

Hablamos de hombres que buscan la diversión y el placer, la complicidad, el disfrute, la belleza, el encanto de la juventud y así tener unos encuentros lo más placenteros para sus sentidos.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *