¿Cómo satisfacer en el sexo a las putas de lujo?

¿Cómo satisfacer en el sexo a las putas de lujo?

Mucho hablamos de las excelencias de las putas de lujo, de sus servicios, de su pasión, de todo lo que ponen de su parte para que cualquier encuentro se convierta en algo muy especial para aquellos que reclaman sus servicios. Pero ¿qué les gusta a ellas? ¿Cuáles son sus preferencias en materia sexual? ¿Cómo quedar como un caballero en su compañía y además disfrutar al máximo?

Se han escrito ríos de tinta sobre las preferencias de las putas de lujo de Madrid. Si les gusta o no besar, si gozan o llegan al orgasmo o si por el contrario sólo fingen. En cualquier caso las leyendas urbanas son muy poderosas, pero también hay mucha falsedad en ella.

Por otro lado, son muchos los que piensas que como son las putas de lujo quienes suelen tomar la iniciativa, pues ellas sabrán como satisfacer sus deseos más carnales. Pero el sexo siempre es cosas de dos, o de tres, y los gustos que se complementan pueden llevarnos a un placer más extremo.

A ellas les gusta crear el ambiente adecuado. Luz, velas, lencería fina, olores sensuales, por lo que en primer lugar quien requiere de los servicios de las putas de lujo debe en gran parte ese cálido habitad que ellas han creado con cariño. Los comentarios pueden ser acertados, pero si no lo son, la relación empezará con mal pie.

Por otro lado ellas siempre visten para la ocasión. Si la cita es para una cena que acabará con sexo como postre, cuida de ellas en público como si fuera tu novia. Se sentirán orgullosas, cuidadas, mimadas lo que conseguirá que llegado el momento más íntimo exista un grado de conexión importante para sentir más complicidad y por lo tanto más pasión. A las putas de lujo también les gusta estar con un hombre educado y detallista. No sólo por pagar tienen derecho a todo.

Pero vayamos con el terreno puramente sexual.

Hay que tener en cuenta que aunque sea a través de unas fotos y un pequeño texto los hombres se hacen una idea como son, sus gustos sexuales, su edad, sus medidas, casi todo de ellas. Lo único que les falta es saber como es su rostro, que en la mayoría de las ocasiones se oculta para preservar su identidad. Sin embargo las putas de lujo no saben, antes de una cita absolutamente nada sobre el que será su amante fugaz, y lógicamente cada hombre es un mundo. Y a algunos con varios minutos de juegos sexuales ya están lo suficientemente excitados para tener unas relaciones plenas, pero la mujer no.

Se estima que entre veinte minutos y media hora es el tiempo necesario para que cualquier mujer, y las putas de lujo no son menos, estén preparadas del todo para mantener una relación plena. De ahí que ellas ofrezcan servicios preliminares como son las actitudes GFE, las caricias y besos, la ducha erótica o el striptease sensual para estimular su cuerpo. Y siempre muy presente tocando, besando o masajeado su clítoris, que no su vagina.

Este es el gran error de los hombres, que piensan que solo con la penetración consiguen estimular a una mujer que no conocen de nada. Pero por eso las putas de lujo les invitan a tener unos prolegómenos más amplios hasta llegar al verdadero deseo y la pasión.

También la concentración es importante. Mantener sexo con putas de lujo requiere para ellas una entrega total, con lo que cualquier tema que no sea puramente sexual, podrá distraerlas de su proceso de excitación. Palabras a destiempo pueden romper el clima que tanto ha costado crear.

Piensa siempre que igual que tus zonas más erógenas se estimulan rápidamente, la búsqueda del punto G es fundamental para que las putas de lujo consigan llegar al orgasmo junto a ti. Durante la penetración ellas intentarán pegar la pelvis lo más posible a tu cuerpo, pero si es la postura del perrito la que prefieres llevar a cabo, te agradecerán que con una mano estimules más aún su clítoris. No debe sorprenderte si ves que alguna de ellas se toca mientras mantenéis relaciones. El clítoris es sin duda alguna el punto débil de cualquier mujer.

Carla Mila
http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *