Ruidos vaginales y putas de lujo

Ruidos vaginales y putas de lujo

Puede que con este titular muchos no sepan a que nos referimos. Lo cierto es que las putas de lujo también producen ruidos vaginales, y ellas tienen sus manías, sus preocupaciones, detalles de ellas mismas con la que no están contentas y este es uno de ellos; los llamados ruidos vaginales que ellas mismas producen durante sus relaciones sexuales, les incomoda a veces demasiado.

No se trata más que de unos sonidos producidos al salir el aire de la vagina que normalmente se suelen escuchar al realizarse un efecto “vacío” y el aire sobrante llega a provocar una especie de ventosidad.

Por supuesto carente de olor y sin grandes estridencias, pero sí lo suficientemente molestas para ellas. Normalmente los hombres ni reparan en ruidos vaginales sonidos, pero lo cierto es que para muchas putas de lujo es algo que puede llegar a obsesionar y evitar concentrarse y disfrutar del encuentro al cien por cien.

No siempre sucede y las posturas elegidas para evitar cualquier tipo de ruido vaginal ayudan. Contemplemos aquellas que no dejen pasar el aire que pueda introducirse en la cavidad vaginal, con lo que posturas donde la vagina de las putas de lujo estén más cerradas evitaran este curioso sonido. El misionero es una de ellas, y no por ser de las más tradicionales deja de ser una de las más placenteras.

Otras putas de lujo con este pequeño problema, optan por subirse encima de sus causales amantes y llevar ella las riendas de cada uno de sus movimientos, con lo que así también evitaran en la medida de lo posible los ruidos vaginales. También la llamada “tijera” es fantástica en todos los sentidos y no provoca la entrada de aire de la que tan temerosas están algunas putas de lujo.

En muchas otras ocasiones este ruido, que ya repetimos que es apena imperceptible, se produce al final de la relación sexual
, cuando el hombre retira su pene. Las putas de lujo que saben que en ese momento puede producirse ese desagradable sonido para ellas, se ayudan de dos sus dedos abriendo los labios inferiores para evitar un vacío total, y así combatir lo que a ellas les provoca tanta preocupación; los ruidos vaginales

Carla Mila
http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *