Putas de lujo y consecuencias del cine porno

Putas de lujo y consecuencias del cine porno

Muchos hombres tienen un concepto muy equivocado del papel de las putas de lujo en cuanto a las relaciones sexuales que se pueden o no tener con ellas.

Y es que parece que las escenas de cine porno, que cualquiera puede contemplar desde su ordenador a través de internet, han revolucionado los caprichos y fantasías de hombres que hasta hace días requerían un sexo más convencional.

Las putas de lujo si ofrecen servicios que están cerca de cumplir algunos de los suelos de cualquier hombre, de hacer realidad sus más claros deseos, pero de ahí a buscar hacer una escena tórrida y donde todo valga, hay un largo camino.

Para empezar no uso del preservativo.
Ya sabemos que en el cine porno nos echaría un poco atrás imágenes donde los actores utilizaran protección, pero eso es en realidad una industria, no el reflejo de cualquier realidad. Si se desea la compañía de una de las bellas putas de lujo de cualquiera de las agencias que trabajan en la red, hay que tener en cuenta que el uso del condón será algo obligatorio. Tanto para tu propia salud como para la de ellas.

Por otro lado, la obsesión de muchos por “enseñar” nuevos caminos sexuales, se suele quedar en agua de borrajas. Ellas, mejor que nadie, siempre comentan los servicios que realizan y en ocasiones los que no. Por ello en un encuentro con una de las excitantes putas de lujo todo debe quedar claro desde el principio. Cualquier sorpresa o demanda, estará fuera de lugar interrumpiendo sin duda la calidez y pasión del encuentro.

Pero en otros casos, el cine porno, si ha ayudado a alimentar a las mentes masculinas de situaciones que pueden llevarse a la práctica. Algunos montan su propio “guión” ofreciendo a las putas de lujo ser las protagonistas. En este tipo de situaciones crecen las historias donde ellas deben utilizar uniformes de “enfermera” o “colegiala”, inventando un encuentro donde también en los primeros momentos se metan en el papel.

Normalmente la cosa no va más allá de nalgadas y castigos ficticios, o incluso el uso de palabras sucias, algo que sin embargo puede excitar más a algunas de las putas de lujo que ven en este tipo de propuestas algo que se sale de la rutina.
Carla Mila

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *