Putas de lujo y caprichos de clientes

Putas de lujo y caprichos de clientes

Cada vez son más las putas de lujo se deben adaptar a los servicios de los clientes que las llaman, bien sean independientes o escorts de agencia.

A pesar de que es un trabajo donde cada una pone sus límites, ellas mismas saben que mientras más variedad haya entre sus servicios, más demanda estará su compañía por aquellos que desean experimentar nuevas y placenteras experiencias sexuales
. Si tuviéramos que hacer una lista de preferencias, es el griego o sexo anal el servicio que más se demanda.

Para muchos hombres se ha convertido en una verdadera obsesión, más si no lo han realizado nunca
. Y es que en las relaciones de pareja no todas las mujeres desean pasar por la penetración anal a la que desde un principio les asusta y no les motiva. Por ello son las putas de lujo las encargadas de hacer realidad esta fantasía sexual para muchos.

Pero otros muchos, y debido a la influencia de los vídeos porno que podemos ver en la red sin ningún tipo de problemas, desean mantener relaciones con putas de lujo que realicen francés natural hasta el final. Es decir, que no tengan ningún problema a la hora de eyacular en su boca, cara o cualquier parte del cuerpo.

Casi por norma las putas de lujo no suelen hacer este tipo de servicios, ya que las posibilidades de ser contagiadas por cualquier tipo de enfermedad de transmisión sexual son muchas.
Además del asco que les pueda producir tragar el semen de un desconocido.

Pero aunque pueda parecer un tanto insólito están ganando terreno aquellos servicios relacionados con el BDSM. Muchos hombres buscan a putas de lujo sumisas, a las que puedan desde atar o esposar, hasta dejarse llevar por los caprichos que su mente les dicte. Pinzas en los pezones, masturbación con grandes consoladores, fustas, azotes y largo etcétera de situaciones. Para ellos es la única manera de acercarse al bondage, pero sin conocer limitaciones.

Por último, también crecen las solicitudes de quienes desean ser de alguna manera “castigados”sexualmente. Hombres con tendencias sumisas que pagan sin reparos a putas de lujo por lo que se conoce como “lluvia dorada” y otro tipo de vejaciones.

Carla Mila
http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *