Putas de lujo y movimientos penetrantes

En la mayoría de las ocasiones que un hombre desea tener una relación con una puta de lujo de Madrid, espera casi superar las expectativas y con ello queremos decir que su manera de tener relaciones deber ser que menos que especial, muy especial.

A las escorts se les suponen muchas cosas, pero además de la discreción, la belleza, tener una cara agraciada y un cuerpo de escándalo con el que poder llevar a cabo las fantasías eróticas más excitantes. Pero por ello, la penetración también debe ser especial, no uno rapidito con una chica que no se implique, no. Y es que para cualquier escort de lujo saber moverse cuando hace el amor con un hombre, debe ser casi como un ritual sagrado donde tiene en cuenta muchas cosas.

Algunas serían aconsejables que tomaran nota las mujeres para dar así más placer a su pareja.

A pesar de que es cierto que en toda cita los prolegómenos arrancan con el clásico francés, muchos clientes desean alcanzar el orgasmo con una puta de lujo a través del coito. Pero ante cualquier postura, las escorts saben como hacer para que sus movimientos ayuden a tener una relación mucho más placentera.

 

El coito, primordial en una cita

 

Y es que va en los genes, y como no, en nuestra educación, ya que muchos hombres que acuden a los servicios de las putas de lujo, terminan inevitablemente de las maneras más tradicionales, penetrando a la escort.

Estamos educados a que una relación no es completa sino ha habido coito de por medio, a pesar de que la eyaculación pueda darse en cualquier otra postura.

Por ello, las putas de lujo saben adaptarse a la perfección a cada caso. De antemano saben que tipo de coito preferirán sus ocasionales amantes, jugando con tres factores indispensables: Profundidad, dirección e intensidad.

Si ellas denotan un derroche de caricias, besos y que su compañero quiere disfrutar de una relación plena, lo indicado es realizarlo de una manera, superficial. Frotando el glande con el clítoris, así durante la posterior penetración se realizará de una manera lenta y suave. Muy poco a poco, sin llegar a los más profundo en un principio, y disfrutando de los placeres que no proporciona los jugos pre-seminales y los de la mujer.

De esta manera se puede controlar mejor el nivel de excitación, a la vez que invita a un movimiento que sugerente y excitante, ese que consiste en que nunca salga el pene ya introducido.

Movimientos cortos, pero ya más profundos, son los más adecuados para controlar la eyaculación. Mientras que los largos y alocados, acaban en cierto descontrol.

Para las putas de lujo es importante que el coito se produzca sin excesivos cambios de posturas. Y la razón no es otra que por la vagina entrará aire, todo el que se ha desplazado en un principio y que ha conseguido que las paredes de los genitales estén lo suficientemente lubricadas para un coito placentero.

Si su amante desea un sexo más salvaje, con continuos movimientos, ellas harán lo posible para retenerles en una postura concreta, que finalmente acabará por concederles un placer más que deseado.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *