Putas de lujo Madrid y taxistas. Toda una simbiosis

Putas de lujo Madrid y taxistas. Toda una simbiosis

Las putas de lujo de Madrid y los taxistas que recorren las calles por la noche a veces forman una simbiosis más allá de lo puramente laboral Y es que siempre se ha dicho que si un visitante de la ciudad desea conocer el ambiente o estar con una preciosa escort no hay nada mejor que preguntarle a un taxista.

Pero esta práctica, a pesar de ser muy habitual para aquellos que visitan la capital por ocio, viaje de negocios o convenciones no es a veces todo lo ortodoxa que podamos imaginar.

Muchos de ellos conducirán a los clientes a locales de alterne a cambio de una comisión por parte de los relaciones publicas de estos sitios
. Otros, cometerán la imprudencia de repartir publicidad a usuarios del taxi que en principio no demandan servicios sexuales. Y decimos imprudencia porque el sólo hecho de llevar el en taxi tarjetas o publicidad impresa con el nombre del club puede suponer una cuantiosa multa por parte de los agentes municipales.

Por ello, ese extra con el que hasta hace bien poco se ganaban un sobresueldo, lejos de desaparecer se ha cambiado de estrategia haciendo de verdaderos “comerciales” de pisos y putas de lujo en general.

Muchos de ellos trabajan en exclusiva con putas de lujo a quienes les cobran una comisión por cliente que lleve a su apartamento, otros sin embargo prefieren llevar grupos de más de dos o tres hombres a pisos donde trabajan putas de lujo. La mayoría prestigiosos chalets en los barrios más nobles de Madrid y también por supuesto cobrando una comisión por sus servicios.

En realidad no estamos destapando nada nuevo, los taxistas son grandes conocedores de la noche, y de todos es sabido que muchos de ellos son los conductores oficiales de putas de lujo que se trasladan a hoteles o domicilios. Sólo con un simple propina esperaran unos minutos a que la escort esté ya dentro de la habitación o del domicilio particular.

Por supuesto estos recorridos lo realizan con una cantidad pactada, sin necesidad de bajar la bandera.

Otras putas de lujo de Madrid prefieren huir de los taxistas y contactar con uno de los múltiples conductores que realizan estos trabajos en la noche madrileña.

Son ellos los encargados de llevar y recoger a las escorts, ofreciendo además cierta protección por si algo les pudiera ocurrir en sus citas.

Desde aquí ni juzgamos ni ponderamos nada de lo que cada chica escoge para sus desplazamientos máxime si son putas de lujo que trabajan de manera independiente.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *