Putas de lujo y el arte de desnudar

Putas de lujo y el arte de desnudar

No existe nada más frío en un encuentro que las putas de lujo se desnuden nada más llegar a una habitación y se disponga casi de manera vulgar a recibir sexo sin más.

Por lo general, las escorts que hacen eso no se les puede denominar putas de lujo o escorts de lujo, ya que las verdaderas precisamente dedican a los prolegómenos un tiempo más que especial y al hecho de quitarse la ropa es casi como una ceremonia, donde en su compañía, su amante casual vivirá un conjunto de sensaciones más cercanas al erotismo que al sexo puro y duro. Y es que para ser una verdadera puta de lujo hay que conocer las técnicas de una geisha, los gustos de los hombres, y las maneras más eróticas que una mujer puede brindar a un hombre. Todo conjuntado a la vez junto con la discreción y el encanto hará las delicias de cualquier persona que solicite los encantos de las putas de lujo, bien sean hombres o mujeres o incluso parejas.


Disfrutando con los cinco sentidos

Y ya lo decía la mítica canción, “Quítate todo menos el sombrero”, la banda sonora de la clásica “Nueve semanas y media”, donde una joven Kim Bassinger protagonizaba uno de los bailes eróticos más sensuales de la historia del cine. Con ello reafirmamos que los besos, las caricias, el deseo que nace a base del roce, es fundamental para conseguir tener una relación completa. Llena de elementos que harán que el encuentro sea más que algo simplemente carnal y cuyo único objetivo sea el orgasmo masculino rápido y sin más.

Todo lo que rodea a la compañía de las putas de lujo debe estar repleto de sensaciones placenteras, y que mejor que ir descubriendo su maravillosos cuerpos poco a poco.

Así, los hombres disfrutarán de cómo les sienta de bien la atractiva y excitante lencería que usan o como ellos también son objeto del sentir de unas manos expertas que harán que su ropa caiga al suelo después de ciertas acciones que ellas dominan a la perfección.

Incluso una vez en la cama, o antes de pasar por una íntima ducha erótica, la vista también se recreará con los excitantes cuerpos de las putas de lujo. Todo un placer para los sentidos.

Los detalles forman un todo. La creación de un universo de emociones donde las putas de lujo siempre harán lo posible para que la cita esté siempre cargada sensaciones que harán que en su compañía el sexo es importante, y mucho, pero rodeado de todo lo que un hombre jamás imaginó. Superar siempre las expectativas es el objetivo que se plantean las putas de lujo, quienes ponen todo su empeño en que todo esté perfecto.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *