Pene pequeño y reacciones femeninas

Pene pequeño y reacciones femeninas

Aquellos hombres que tienen el pene pequeño, en muchas ocasiones no sufren ningún tipo de trauma ni complejo, ya que durante toda su vida las relaciones sexuales han podido ser plenas y satisfactorias.
Y es que para ellos, a no ser casos ya de micro-penes, no es necesario tener treinta centímetros de pene para lograr mejores o mayores números de orgasmos.

Otra cosa bien distinta es como reaccionan las mujeres cuando su pareja de juegos eróticos tiene el pene pequeño. Muchas piensan que en el tamaño está el placer, sin embargo otras no lo ven como un problema porque no consideran que el tamaño sea lo más importante.

Pero ¿cómo se muestran las mujeres ante este hecho?

La inmensa mayoría con naturalidad, ya que saben que si algo les ha llevado a tener relaciones sexuales no es precisamente el tamaño de sus atributos, con lo cual no repararán demasiado en el tamaño, sino más bien en como lo pueda utilizar. Seguro que más de una ha podido comprobar las habilidades en la cama de hombres con el pene pequeño y con los que han obtenido experiencias placenteras. Por lo que ni comentan nada, que en definitiva es lo correcto.

Otras, y con el fin de que su pareja sienta un reforzamiento de su ego cometen ciertos errores
que acaban por molestar a estos hombres.

El primero de ellos, es la mala costumbre de ponerles sobrenombres. Cariñosos, si, pero pueden resultar ridículos. Nada de “mi cosita”, “mi pajarito, ni cosas por el estilo. Ellos ya saben que tienen un pene pequeño como para encima les ridiculicen.

Y si el tamaño es algo que dificulta que llegues al orgasmo, la comunicación puede ser el mejor amigo del sexo
. Nunca le hagas saber que puede ser por el tamaño, sino que usa términos para que realice otras actividades como el uso del sexo oral, la presencia de sus dedos en tus genitales para terminar, pero siempre alegando que es como te gusta a ti.

Muchas escorts están encantadas que entre sus clientes haya hombres con el pene pequeño
. Ellas mismas reconocen que son más entregados y que ponen más de su parte que los que confían solo en su tamaño. Algo que puede llegar a ser doloroso y con los que evitan ciertos servicios. Por ejemplo el sexo oral es más sencillo, la penetración más suave y con ellos si pueden practicar el sexo anal, algo que no suelen hacer con todos.

Y ya por último dos breves consejos. No lo comentes en su entorno social o entre tus amigas. Sería de mal gusto además de poco respetuoso. Y jamás lo uses como reproche si hablamos de una convivencia en pareja. Sería un golpe bajo que diría muy poco de ti.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *