La saliva, el mejor afrodisiaco natural

Los llamados servicios GFE, que ofrecen ya la mayoría de las escorts de Madrid, cuentan con lo que científicamente se ha demostrado que más nos excita a todos: la saliva a través de besos pasionales, caricias, y poder sentirla en nuestro cuerpo de distintas maneras.

Como ya hemos comentado en otros post, las relaciones que comienzan con besos, no son ya tan extrañas, a pesar de que aún se tiende a pensar que las escorts no besan, pero entendiendo que el noventa por ciento de una relación se basa en el mejor de los contactos físicos, y con el fin de que sea un encuentro verdaderamente intimo, si lo hacen, y algunas con mucho deseo y pasión.

Pero hablando de las cualidades de la saliva, y su importancia en las relaciones sexuales, destacar que además de mantener húmeda la boca, es el mejor lubricante sexual que existe, y además permite a la pareja a lograr una mayor excitación sexual. Se ha comprobado que en ella podemos encontrar pequeñas dosis de testosterona lo que produce un aumento de la libido considerable. Pero además, el contacto a través de besos, crea un clima casi subconsciente de cuales son las zonas erógenas que deseamos que nuestra pareja bese y por lo tanto impregne de saliva para que las relaciones sexuales sean del todo completa. Los besos son los mejores preliminares y conducen a saber que es lo se desea en la pareja.

De hecho muchas acompañantes de lujo de Madrid, nos indican que tras conocer a un cliente y besarlo durante unos minutos ya saben perfectamente que es lo que más le apetece sexualmente hablando.

 

Besos, preliminares de toda cita

 

Pero no sólo las escorts tienen desarrollado este instinto, cualquier mujer puede adivinar en los preliminares destacados por besos, cómo será más o menos la situación sexual que viene a continuación.

Destacar en este post que además el sentido del gusto también agradece el sabor de la saliva de nuestra pareja. En la mayoría de los casos agradable, a no ser que se tengan problemas higiénicos, algo de lo cual las escorts nunca dejan de quejarse. La halitosis es sin duda el mayor enemigo del sexo.

El placer por sentir la saliva de nuestra amante se potencia de manera especial cuando se mezclan con el sudor, la piel y los fluidos. Siempre se aconseja ir hacia ellos poco a poco y con los consejos que añadiremos más adelante. El contacto de saliva y pezones, es tanto para mujeres como para hombres, el despertar de un sinfín de sensaciones placenteras.

 

Disfruta de los besos en todo el cuerpo

 

Siempre se aconseja ir hacia ellos poco a poco, partiendo desde la unión de las axilas y uno de los senos, dejando todo un reguero de saliva y antes de besarlos, hacerlo también por la zona que rodea la areola masajeándola con la lengua, y si lo deseas alternando la temperatura con pequeños soplidos, antes de ensalivar y besar definitivamente el pezón casi succionándolo.

Y ojo, hablamos de estás técnicas tanto para hombres como para mujeres, ya que a pesar de que estamos más acostumbrados a que sean ellos los que se mueran por el pecho de ellas, también toda buena escort de lujo considerará en sus juegos eróticos el realízalo también con su amante ocasional.

A veces los resultados pueden ser muy excitantes para hombres que no conocían la propia sensibilidad de sus pezones y son las escort de ayudarles a encontrar el placer en esta parte de su cuerpo.

Pero no son las únicas zonas erógenas donde el contacto de la saliva de un hombre o de una mujer puede llegar a excitar a su pareja de manera sublime.

En la entrepierna, aproximadamente de desde la zona de la rodilla hacía arriba, existe un número de terminaciones nerviosas conectadas con los genitales. Lo realmente apasionante es recorrer ese punto con la lengua, besando y con ligeras succiones, los resultado son de lo más excitante.

Esto viene a dar paso al sexo oral, tan importante en cualquier relación sexual, y a la que ninguna escort pondrá ningún tipo de inconveniente. Aquí la saliva si que juega un excelente papel como lubricante, ya que nada como el contacto de ella con los jugos que preceden al semen para que este servicio sea lo más excitante; pero no soló para ellos, de la mima manera las mujeres gozan igual al sentir como la lengua de su pareja se abre paso por su clítoris.

Y ya para finalizar, pero no menos excitante es el contacto de nuestra lengua con los dedos de los píes, algo que no sólo es para fetichistas, sino que debe formar parte de lo que consideramos unas relaciones plenas.

Recordemos que en la yema de los dedos tenemos un sinfín de terminaciones nerviosas. El secreto es simple, succiona los dedos de tu pareja al igual que lo harías con su sexo. Sorprenderás a tu pareja, y desde luego se creará un entendimiento mucho más cercano, superando las expectativas de quienes solicitan los servicios de una acompañante de lujo.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *