La cubana, un clásico entre los clientes de escorts

Por muchos años que pasen, por muchas fantasías que quieran tener los que solicitan servicios de nuestras escorts de Madrid, la cubana, o masturbación con el pecho, sigue siendo uno de los placeres que casi ninguno desea perderse.

Y es que la sensación del pene entre el pecho de una mujer, es algo muy excitante, y para ellas desde luego que también.

Pero ¿Alguna vez os habéis preguntado como se denomina esta práctica sexual en Cuba? Primero unas curiosidades de las denominaciones de la famosa cubana en otros países.

En toda Latinoamérica recibe varios sinónimos, pero los más comunes son, “rusa”, “chaqueta rusa”, “paja rusa”, “francesa”, “turca”, o “collar de perlas”, y ya en el Reino Unido, pues el término más coloquial es “Tiffucking”, pero para nuestros países vecinos, como Francia, Alemania, o Italia, hacer una cubana se traduce literalmente como “hacer una española”, si, el nombre de nuestro país sale a relucir muy comúnmente en las relaciones sexuales de mucho europeos. Pero ¿ y en Cuba?, pues como no, también “una española”.

 

Un clásico que no pasa de moda

 

Pero esto es referente al nombre, porque al servicio que como decíamos al principio sigue siendo un clásico que no pasa de moda, es desde luego para muchos la manera más excitante de que una escort ponga su pene entre sus pechos y comience la masturbación que en ocasiones puede terminar en la cara, el pecho o incluso en la boca.

No cabe duda que mientras más grande sea el pecho de la chica, mejor será la cubana, aunque lo curioso es que algunas, con tallas más pequeñas y ayudadas con sus manos, son unas expertas.

Sin embargo no es una técnica demasiado complicada, a muchos hombres les apasiona que formen parte de los preliminares del sexo, pero siempre agradándoles con aquellos movimientos que le resulten más placenteros; más lentos, más rápidos, circulares o incluso dejar que sea el hombre quien se mueva a su antojo.

En la mayoría de las películas vemos como las mujeres la realizan sentadas frente al hombre de pie, sin embargo hay mejores posturas que esa para el disfrute de ambos, como puede ser el hombre tumbado boca arriba y la mujer encima sentada o de rodillas, o al contrario, que suele ser la más excitante para ellos, ya que así dominan el ritmo.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *