¿Jóvenes o maduros? Preferencias de escorts

Si preguntáramos a las escorts de Madrid sobre los gustos personales sobre los hombres, quizá sería como la de cualquier otra chica. Pero si la cuestión tienen un componente laboral, es decir, si prefieren chicos jóvenes más o menos de su edad o por el contrario algo más maduros, la respuesta cambia puede cambiar radicalmente.

Hemos realizado un pequeño sondeo precisamente con las escorts de la agencia, y está claro, cada una tiene sus preferencias.

Algunas, y al igual que ellos, prefieren disfrutar de un cuerpo atlético, viril en todos los sentidos, y si además es guapo, pues para que queremos más. Los chicos jóvenes son desde luego mucho más activos en la cama, además de perseguir servicios más atrevidos y preocupados porque ellas gocen en sus citas. Esto es desde luego una consecuencia de mantener su ego bien alto, no por altruismo.

Para este grupo no hay diferencias con la vida real, y su compañía les agrada en todos los sentidos, hasta a la hora de salir, donde se compaginan perfectamente y las horas de diversión pasan volando.

Quizá su único defecto es la excesiva superficialidad, ya que ni reparan a veces en detalles, ni saben correctamente como en ocasiones tratar a una acompañante de lujo. Al respecto tienden a confundirla con una amiga, un ligue de una noche, y hay que estar continuamente recordando que el reloj corre y las tarifas en la mayoría de las veces van por horas.

Pero no a todas las escorts de Madrid les gustan jóvenes. Ellas mismas manifiestan que para divertirse ya cuentan con sus amigos. Con ellos irán a los lugares que verdaderamente deseen, y nunca se verán supeditadas por los gustos de los demás. Además, estar con un chico joven puede ser fantástico para una aventura sexual repleta de placer, pero ellos siempre intentan que se prolongue con mimos y piropos de manera gratuita.

 

Los maduros triunfan entre las acompañantes de lujo de Madrid

 

Ellas se decantan más por hombres que, en lugar de tanto músculo de gimnasio, ya asoman en su sienes alguna que otra cana fruto de la experiencia de la vida. Para ellas, quienes ya pasan los cuarenta son sus amantes ideales, desde luego no tienen el brío sexual de un veinteañero, pero hasta esto se agradece, ya que el hecho de llegar más tarde a la eyaculación hacen que los preliminares sean más duraderos, con mayor delicada, y por supuesto aportando poco a poco la excitación que a toda escort le agrada.

Son clientes con experiencia y nunca dan por entendido nada, que a la hora de practicar nuevas posturas, siempre preguntan educadamente. Además adoran la discreción, ya que si una situación como la de mantener una cita con una escort, no es algo que les convenga que se haga público.

Por lo general son clientes educados y agradecidos, de los que nunca dan problemas; ya que tampoco los quieren. Y como compañeros de viaje o de cena, son unos perfectos caballeros.

Se podría pensar que todas prefieren a chicos jóvenes, pero la madurez a la larga hace pasar momentos quizá menos activos sexualmente, pero mucho más interesantes.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *