Los hábitos sexuales que conducen a la infidelidad

No nos engañemos, en el una relación no pueden existir hábitos sexuales, excepto aquellos que nos satisfacen de tal manera que no queremos renunciar a ellos. ¿El resto? Precisamente por ser repetitivos y no dar paso a nuevas experiencias termina por crear una relación casi mecánica, donde el sexo ya no es tan divertido.

Por ello, los hombres que buscan nuevas experiencias y no ven en sus parejas ni la más mínima intención de cambiar, buscan en las escorts de lujo su tabla de salvación para llevar a cabo sus fantasías más íntimas.

¿Y cuales son los malos hábitos más comunes?
. Los clientes de las propias escorts los han confesado. Y vamos a verlos con atención.

Llama la atención que aún exista un día a la semana, a lo sumo dos, para tener sexo. Parece que el resto no cuenta. La excusa de algunas mujeres viene a ser siempre la misma. “Mañana madrugo”, o “Espera al sábado que tendremos más tiempo. Cuando pasa esto una y otra vez el hombre se siente tan rechazado y herido en su orgullo que no piensa en otra cosa que el camino a la infidelidad con escorts de lujo el día que lo desee y a la hora que elija.

Por otro lado, uno de los hábitos sexuales que también suele acabar con la paciencia de algunos, son los orgasmos ficticios. El hecho de que una mujer lo realice de manera habitual significa para ellos una falta de respeto y comunicación que termina por un desencanto y ausencia de deseo con ellas.

También, y como parte de los hábitos sexuales más nocivos en una relación, destacar el hecho que parece que siempre deben ser ellos los que tomen la iniciativa. Muchos darían lo que no tienen porque esto no ocurriera, sino que por una vez fuera su pareja la que mostrara deseo y pasión de manera espontánea.

Y ya por último, y dentro del conjunto de hábitos sexuales nocivos, sólo mencionar hechos como el que ella pretenda siempre hacerlo con la luz apagada, en silencio, sin palabras, sin un toque de humor y casi de manera mecánica.

Las escorts de lujo, que en múltiples ocasiones son como las confesoras de las intimidades de quienes recurren a sus servicios lo saben de sobra. Y ponen todo de su parte para que otras maneras sexuales sean del total agrado de ellos.

Carla Mila.
http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *