Escorts y lugares públicos, fantasías en aumento

Muchos de los clientes que solicitan los servicios de las escorts de Madrid, no se contentan con pasar una noche ni siquiera un día teniendo las mejores relaciones en la habitación de un hotel o en un apartamento. Cada vez más desean tener sexo en lugares públicos, o al menos que están dentro de su imaginación como los más deseados para tener sexo.

Esta es una de las fantasías de muchos hombres y mujeres que prefieren salirse de los tradicionales espacios, y conseguir que sus sueños se cumplan en otros lugares. El hecho de poder ser sorprendidos, aumenta el morbo, la aventura, roza lo clandestino, y sus corazones se ponen a mil por hora al igual que el grado de excitación.

¿Pero cuales son estos lugares? ¿En dónde radican las fantasías tanto de hombres y mujeres? Veamos una serie de lugares, los más demandados cuando a las escorts se les propone salir un poco de la rutina de la cama.

 

Sexo en lugares públicos con escorts

 

Sin duda alguna el hecho de mantener relaciones en el agua es algo que nos llama a todos por naturaleza, con lo que las playas y las piscinas son los sitios más solicitados para tener un tórrido y pasional encuentro. El devenir de las olas es algo estimulante, al igual que el hecho de poder ser sorprendidos por alguien. Por ello el mar, es un sitio casi afrodisiaco, con el que cualquier hombre sueña para llevar a cabo sus fantasías.

El agua es el elemento de la vida, y por ello nos une un nexo inconsciente con ella. Por lo que si la temporada no acompaña o nuestro lugar de residencia no está precisamente cerca del mar, la piscina es otro de los lugares donde mantener relaciones es sumamente apetecible. Y hablamos de piscinas públicas, más concretamente la de los hoteles, que siempre pueden ser el mejor de los espacios si conseguimos acceder a ellas por la noche, y darnos un homenaje a la luz de la luna.

Para otros muchos, todo lo que rodea el hecho de cambiarse de ropa, es algo que les produce un morbo muy especial, hablamos de probadores, que si bien pueden ser los de la misma piscina, también son muy llamativos los encuentros en los de las grandes superficies. El hecho de poder ser sorprendidos, de tener que contener los gemidos, los gritos y el ruido que desprende el roce de los cuerpos, es para mucho algo especialmente apasionante.

Las oficinas, o lugares de trabajo en general, también son los sitios donde muchos hombres desean mantener sexo a escondidas con escorts.

No hay nada que les produzca mayor placer que unas escaleras de su edificios, el despacho del jefe o la sala de juntas. Juegan con poder ser descubiertos también por miembros de seguridad o personal de limpieza, pero el morbo radica en que a la vuelta al trabajo no olvidarán nunca que una preciosa acompañante de lujo habrá estado allí brindándole los momentos más placenteros entre papeles y ordenadores.

Desde luego, estas fantasías son el fruto de la negativa de sus propias parejas, ya que muchas mujeres no llegan a entender el hecho de arriesgarse en lugares donde puedan ser sorprendidas teniendo su propio refugio para unas relaciones sexuales plenas pero más tradicionales.

Para finalizar, existe otro factor que despierta las fantasías de muchos hombres, y no es otro que intentar rememorar los lugares donde tuvieron sexo por primera vez. Quieren una experiencia GFE, una situación de novios adolescentes.

Por ello, espacios como la parte trasera del coche, un parque, los baños de un restaurante, e incluso las filas traseras de un cine, son parte de sus fantasías. Recordar ese sentido del riesgo es algo muy deseado por ellos, y que las escorts, después de una romántica comida o cena, no tendrán reparos en acompañarles para cumplir sus más íntimas fantasías. Sexo en lugares públicos.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *