Escorts Madrid: clientes jóvenes y mayores

Tener relaciones sexuales con todo tipo de hombres es tan sólo un privilegio de las escorts de lujo de Madrid, o también de otras provincias, pero es sin duda la capital donde se dan cita los más variopintos clientes que buscan el placer de las acompañantes de lujo bellas y sexys.

Una mujer, digamos normal, no suele tener sexo en su vida más que con su pareja estable o amantes ocasionales que son de la misma edad. Sin embargo las escorts si pueden opinar entre que franjas de edad se comportan por lo general los hombres.

¿Pero como los prefieren? ¿Tiernos jovencitos o maduros expertos? La verdad es que cada edad, cada tiempo tiene sus grandes ventajas.

Pero no sólo la edad es determinante, sino cómo sea en realidad esa persona. Pongamos como ejemplo cuando requieren su presencia para cenar, asistir a algún evento o viajar.

En estos casos la conversación es algo importante, y puede ser muy cansino escuchar a un joven escuchar sus proezas con sus novias, con su coche o con lo “guay” que pretenden mostrarse ante las chicas para así intentar deslumbrarlas. O los más tímidos, que carecen de vida social, y enseguida se sabe el porqué, y es que sencillamente aburren. Pero también los hay verdaderamente encantadores, aquellos que enamoran con sus buenos modales y ya saben como les gusta agradar en todos los sentidos.

Por el contrario los hombres maduros si saben lo que es mantener una conversación, es decir, hablar y escuchar. Algo tan sencillo a primera vista, pero tan difícil de encontrar. Y cuando decimos hablar no nos referimos a contar mil y una batallita. Aunque no lo crean a las escorts les gusta la discreción de un hombre, si, y ser presuntuoso o presumido les puede resultar un tanto desagradable.

¿Pero en la cama? ¿A quiénes prefieren las escorts de Madrid ?

Pues a colación de lo anterior, los más jóvenes son mucho más vigorosos y dispuestos a vivir las relacione sexuales de manera intensa. A veces demasiado rápido eso si, con lo que lo que pudiera ser una cita con sus bonitos y excitantes preliminares, en muchos casos se convierte en una especie de desahogo sólo para ellos.

Pero otros quieren probar cosas nuevas. Esto convierte en el encuentro en cosa de dos, ya que para llegar a obtener el placer que cada escort promete en sus servicios, se toman su tiempo, máxime si son novatos en este tipo de experiencias.

Pero como en todo la experiencia es un grado. El perfil de hombre maduro que busca estar con una escort de lujo es bien distinto. Para empezar no desaprovechará un solo segundo en disfrutar de la sonrisa, los ojos, la juventud de su cuerpo de la acompañante elegida.

Ellos por lo general tardan más tiempo que los jóvenes en alcanzar su punto más álgido, lo que para muchas escorts de Madrid les supone una ventaja, ya que así, con ese ritmo es más probable que ellas también lleguen a excitarse y no sólo él.

Suelen ser más tranquilos, pero no por ello menos sexuales, aunque desde luego a partir de los treinta la fogosidad es algo que desaparece en la mayoría de los hombres, remitiéndonos a encuentros con más calma. Pero sí, desde luego que su experiencia delatan su saber estar con una mujer en la cama, procurando siempre que ella goce tanto como él. Les preocupa su ego, y mucho, el hecho de saber que son capaces de ofrecer el mejor de los placeres sexuales a una joven, les motiva de sobremanera.

¿Pero es la edad tan determinante? No, hemos hablado en términos generales, desde luego, pero lo que si es cierto que prefieren las escorts son a hombres cuya actitud no sea egoísta, y con ello nos referimos a que no les gustan los que a la media hora y después de un rápido sexo oral, ya no tienen nada más que compartir.

Es la actitud lo más importante, no la edad, aunque debemos decir que suele venir acompañada del nivel cultural de cada hombre. Aquellos que sólo quieren sexo y nada más, no suelen ser buenos compañeros de experiencias, y los que desean tratar a una escort con todas las virtudes que puede ofrecer, si son los preferidos sin duda por las acompañantes de lujo.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *