Escorts de Madrid y clientes descuidados

Escorts de Madrid y clientes descuidados

A todas las escorts de Madrid les gusta que como mínimo reciban por parte de los hombres el mismo comportamiento que ellas dispensan. Si a una relación le ponen toda clase de mimos y cuidados para así crear el mejor de los ambientes, muchas veces parece que a sus clientes no les sirve de nada. Por ello, las escorts de Madrid, a pesar de recibir por lo general un trato amable y cortés, no soportan algunos comportamientos.

En primer lugar ellas se quejan de lo que llamaremos ciertos errores eminentemente masculinos que pueden bajar sin duda el buen ritmo del encuentro.

Así, muchos de estos “errores” se comenten en los preliminares.
Y es que hay un cierto tipo de perfil tan obsesionado con el pecho femenino, que se detienen en él de manera casi compulsiva, tocándolo con fuerza, nada más empezar la relación, o succionando de manera compulsiva. Y es que todo lleva un proceso, y las escorts de Madrid intentan que sea los más delicado e intimo posible para disfrutar de un encuentro de lo más satisfactorio para ambos.

Las llamadas relaciones GFE, trato de novias, existen precisamente para ello, para dotar a la cita de una excitación previa al sexo puro y duro. Pero en ellas no valen tampoco los besos directamente apasionado sin haber ni siquiera una palabra bonita, una caricia, o si quiera un poco de roce. Las escorts de Madrid besan, pero tampoco al primer segundo de conocer a una persona, un poco de tiempo para familiarizarse un poco con su amante fugaz nunca viene mal.

Otro de estos errores se comete cuando se confunden los momentos más pasionales con una cierta violencia. No es necesario hacerse el hombre duro que algunos consideran que les encanta a las mujeres. Por ello están fuera de lugar los movimientos excesivamente bruscos, o coger las partes más sensibles de las escorts de Madrid con la mano produciendo dolor.
Esto no lleva más que a la bajada de la libido de ellas y dejarlas sin ningún tipo de deseo sexual ni excitación posible. En estos casos las escorts de Madrid esperan a que alcancen el orgasmo lo más rápido posible y acabar con un encuentro que puede pasar de pasional a salvaje.

También hemos hablado en infinidad de ocasiones de la higiene. Y de tal manera que las escorts de Madrid están siempre arregladas y verdaderamente aseadas para recibir a los hombres, muchos de ellos no corresponden en el mismo aspecto.
Un motivo también para no conseguir momentos de pasión debido a los malos olores. Y ya para sacar de sus casillas a muchas de estas acompañantes, nada peor que los detalles, como por ejemplo tirar el preservativo al suelo, o dejarlo en cualquier lugar no debido. Algo que sin duda dejará un mal recuerdo a las escorts de Madrid que se encuentren con este tipo de situación.

Pero como decíamos, por lo general los comportamientos no suelen ser así, y cada vez más los hombres intentan pasar un momento agradable, conseguir la mayor empatía con las chicas y en la mayoría de los casos, repetir el encuentro.

Carla Mila.

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *