Depresión postcoital con escorts

Las escorts de Madrid a veces nos comentan que tras un encuentro muy intimo, y una vez que el hombre ha llegado al orgasmo, cambia radicalmente su actitud pasando prácticamente de la euforia a un estado de tristeza.

En realidad esto ocurre en contadas ocasiones, pero les llama poderosamente la atención, y por ello se esfuerzan con mimos y caricias para así evitar que lo que ha sido un tiempo divertido y saludable, termine con alguna lagrima.

Ellas ante todo son más sensibles de lo que la gente pueda pensar, y desde luego se preocupan del hombre con el que han compartido momentos tan íntimos. Quizá los mal pensados podrán optar por pensar que así nunca perderán el contacto con ese cliente, pero ni mucho menos es así, ya que a una escort lo que menos le interesa es ser pañuelo de lagrimas de nadie; a pesar de que en ocasiones si lo sean.

 

¿Qué produce ese vacío?

 

Tradicionalmente este estado se suele atribuir más a las mujeres que a los hombres, pero lo cierto es que ambos comparten las mismas sensaciones cuando se produce. Una sensación de vacío que inunda cuerpo y mente, y que nos deja un poco depresivos y en ocasiones irritables. Por ello hay veces que la escort poco puede hacer para evitarlo, ya que mientras las mujeres callan o sueltan alguna que otra lágrima, los hombres abandonan drásticamente su compañía.

Pueden ser múltiples las razones que hagan que la depresión postcoital florezca. Cada persona es un mundo, pero lo más normal es que el tipo de relación puede ser determinante. La ausencia de sentir un verdadero amor, es decir, el mantener relaciones sexuales sin sentir algo especial por la otra persona suele ser uno de los motivos más comunes. Durante los preliminares el grado de excitación que provoca la compañía de una preciosa escort de lujo no deja entrever que precisamente el hombre no está con una mujer enamorada de él, pero es en el momento de después del orgasmo cuando la razón impera y el hombre se da cuenta del hecho en sí.

Pero aunque no lo parezca, este hecho no se suele producir habitualmente con escorts, sino en contadas ocasiones, más bien es propio de parejas donde las relaciones hacen aguas, y uno de los miembros, después de intentar reafirmar el amor mediante el sexo, se da cuenta de que ya no siente o no sienten nada por él o por ella.

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *