Coito interrumpido, un método inútil contra embarazos

Coito interrumpido, un método inútil contra embarazos

El llamado coito interrumpido, expresión que viene del latín (coitus interruptus) y popularmente conocido como “la marcha atrás” es el culpable de que múltiples relaciones den al traste con embarazos no deseados.

Hace unas décadas con la ausencia de métodos anticonceptivos al alcance de la mujer y la satanización del preservativo era la única manera de “evitar” el embarazo no deseado en parejas tradicionales, que por el contrario veían como su familia crecía más de lo previsto.

Y es que está más que demostrado que el coito interrumpido es algo que ya no debemos contemplar nunca si lo que deseamos es un sexo seguro y sin complicaciones.

Muchas de las parejas que aún lo realizan, sobre todo jóvenes inexpertos, creen que al no eyacular el hombre dentro de la vagina de su compañera no se podrá producir el camino de la fecundación
. Pero no tienen en cuenta dos factores fundamentales. El primero de ellos es que durante la relación se produce en el hombre el llamado líquido pre-seminal, que además de servir de lubricante natural, contiene grandes cantidades de esperma que irán directos camino de una fecundación no deseada.

Por otra parte aquellos que realizan el coito interrumpido con frecuencia juegan a la ruleta rusa
, ya que con que el hombre no retire a tiempo su pene fuera del orificio vaginal o simplemente se produzca una pequeña parte de la eyaculación, las papeletas para el embarazo no deseado son numerosas.

Pero la ignorancia al respecto puede llegar a extremos donde muchos clientes de chicas escorts propongan a sus acompañantes ocasionales el coito interrumpido.
Muchas de ellas no toman anticonceptivos con regularidad, otras siempre exigen el uso del preservativo para evitar posibles contagios de enfermedades de transmisión sexual o infecciones. Con todo ello, siempre se negarán a realizar un sexo donde no existan precauciones para su salud en general.

Estamos en el Siglo XXI y afortunadamente existen bastantes medios para evitar embarazos no deseados. El uso del preservativo, al que muchos hombres rehuyen, no deja de ser el método más común y a la vez efectivo.

La marcha atrás quedó, eso, muy atrás.

Carla Mila.

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *