¿Citas con escorts de lujo o sesiones de sexo duro?

¿Citas con escorts de lujo o sesiones de sexo duro?


Por lo general, las citas con escorts de lujo son algo siempre agradable para ambas partes. Sí, y es que ellas, a pesar de lo que muchos creen que es sólo fingir, suelen gozar de cada encuentro el máximo posible.


Nunca debemos olvidar que al fin y al cabo parte de la decisión de decidir ser escort de lujo no es otra que la gran atracción por el sexo.
Por lo que cada cita siempre es una aventura para satisfacer los deseos de quienes reclaman su compañía y para ellas un halago que intentan recompensar con cada vez más servicios.

Pero no todo es de color de rosa, las citas también pueden llegar a ser algo desagradables para ellas
. Esta circunstancia, suele venir precedida de la mala información del cliente o de un no entendimiento desde el comienzo.

El cine porno ha hecho mucho daño a las relaciones con escorts de lujo que algunos parecen confundir con pornostars. Y es que al preguntar los servicios con más detalle a las encargadas de agencias de escorts consideran que pueden hacer lo que les plaza por pagar por algunos de ellos ciertos suplementos.

La que podría ser una cita con escorts de lujo puede a veces acabar mal; teniendo que encararse la acompañante al cliente que pretende llevar a cabo ciertos juegos un poco bruscos.

Algunos consideran que en las citas con escorts de lujo pueden usar los juguetes eróticos como si estuvieran con muñecas hinchables, intentando penetrarlas por detrás sin piedad. Otros confunden las clásicas nalgadas cariñosas con azotes dolorosos, pensando que a toda mujer les gusta que les dejen el culo rojo. Y lo más común es la poca delicadeza al tocar sus genitales; cogiendo la zona con una mano y apretando.

Si bien la mayoría lo hacen con cariño y ternura, unos pocos piensan que poner con fuerza la mano encima y apretar les provoca placer, pero sin embargo es dolor.

Los vídeos porno que circulan por la red muestran aptitudes a veces agresivas, propias de un sexo duro, pero de lo que no se dan cuenta estos clientes, es que es cine, y por mucho que puedan gozar las protagonistas, las escorts de lujo no tienen esas preferencias.

Las citas con escorts precisan ahora más que nunca de un buen entendimiento. Con sólo decir que muchas chicas ya no ponen tantos servicios como antes para no dar pie a posibles equivocaciones.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *