Beso negro y escorts de Madrid

Si existe un servicio que ofrecen muchas escorts de lujo de Madrid, que no entiende de orientación sexual, que puede darse o recibirse , que es placentero tanto para él como para ella y que siempre parece que es un pasó más allá, es sin duda el controvertido beso negro.

Quizá las escorts de Madrid van a la cabeza en cuanto a que ofrecen esta modalidad que enloquece a algunos, ya que en otras ciudades ni se conoce, al igual que en otros países de nuestro entorno. Pero no son la mayoría. Sexológicamente es llamado aniligus, y se define como el contacto entre la boca y el ano, las caricias que ésta puede provocar a base de lametones e incluso utilizar los labios para dar besos, (negros, por supuesto). El placer que se produce viene dado normalmente porque se estimula el periné, el área que se encuentra entre genitales y el ano, tanto en mujeres como hombres.

También se le conoce como beso de colibrí, ya que cuando la lengua consigue penetrar en el ano es como si el ave fuera a succionar el néctar de las flores.

Para muchas parejas, es desde luego uno de sus momentos eróticos favoritos, y hablamos de parejas en todos los aspectos, ya que no sólo es patrimonio de homosexuales.

Las escorts de Madrid conscientes de los peligros

 

Pero al contrario que otras prácticas sexuales, en el beso negro es necesario tomar una serie de precauciones, máxime si se realiza con escorts, ya que puede resultar peligroso. Y nunca es por la falta de higiene de ellas, pero todas y todas podemos ser portadores de bacterias que se concentran en esa zona. Virus o parásitos pueden anidar sin que lo sepamos dentro del ano o el recto, con lo que el contacto con la lengua puede llevar a contraer desde hepatitis, enfermedades de transmisión sexual o incluso el VIH.

Sólo el poner medios hará que podamos llevar a la práctica este sugerente beso negro, y no es otra que proteger la lengua con un preservativo, y sólo con lubricantes a base de agua que no dañe el material.

El beso negro es sin duda algo especial psicológicamente; para muchos hombres tienen algo de tabú, ya que todo lo que sea tocar el ano, les produce rechazo, pero para la mujer es una de las fantasías eróticas más importantes. De hecho las escorts que lo reciben, así lo relatan.

Carla Mila

http://www.carlamila.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *