Beso blanco y clientes de escorts de lujo

Beso blanco y clientes de escorts de lujo

Serán las influencias del porno, pero el llamado beso blanco, o bola de nieve es uno de los servicios que los clientes de escorts de lujo de Madrid cada vez demandan más. Y ellas se resisten, ante todo está la salud. Algo que nunca olvidan.

Para aquellos y aquellas que no sepan exactamente lo que es el denominado beso blanco, diremos que consiste en un beso donde el esperma del hombre tras eyacular en la boca de la mujer sirve como una especie de bola que será el centro de atención de los sucesivos e intensos besos. Compartir los jugos de todo tipo es para muchos motivo de excitación, pero los peligros que puede originar esta práctica no son precisamente pocos.

Si las escorts de lujo ya intentan mantener una higiene de lo más exhaustiva y pedirle a sus clientes lo mismo, estas prácticas van mucho más de la buena imagen o la apariencia de buena salud de quienes requieren de sus artes sexuales. Por lo norma se niegan a este servicio y ya no solo por ellas mismas, sino por no ser portadoras de ninguna enfermedad.

Principalmente el riesgo comienza ya con el mantener el semen en la boca
. Un buen caldo de cultivo para que las enfermedades de transmisión sexual campeen a sus anchas. Pero si a ello le sumamos el tiempo en el que está más los jugos propios de la saliva, las posibilidades se multiplican.

Y muchos pensarán. ¿Al fin y al cabo no es lo mismo que el francés hasta el final?. La respuesta es no. En primer lugar porque en esos casos no se produce un contacto tan directo con las mucosas de la boca, en segundo porque la permanencia del semen en las escorts de lujo es mínima en el tiempo y en tercero porque no hay contacto entre saliva del cliente y semen. El beso blanco requiere de un tiempo, que inevitablemente acaba además con la ingesta de semen.

El poder tragarlo no es un riesgo es si mismo, pero la temperatura de la boca si es la idónea para generar enfermedades
. Por ello, y ante el furor sexual de un francés que termina con parte de la eyaculación en la boca, lo más lógico es enjuagarla cuanto antes. Y de ello es lo que hacen aquellas acompañantes de lujo con el suficiente disimulo para no intentar ofender a su amante ocasional.

En las páginas de clasificados vemos ofertas de prostitutas que lo hacen sin ningún inconveniente. No pretendemos juzgar, pero si decir bien claro que el llamado beso blanco es un juego sexual con grandes riesgos para la salud.

Carla Mila
http://www.carlamila.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *